Éxito Del Congreso de Estudiantes de Español de CUNY

Éxito Del Congreso de Estudiantes de Español de CUNY

Éxito Del Congreso de Estudiantes de Español de CUNY

“Nosotros practicamos mucho antes del evento. Y ellos cometieron algunos errores durante los ensayos. Pero en el simposio no hubo ni un solo error, sólo presentaciones muy profesionales que impresionaron todos allí”. —Profesora María Julia Rossi, Departamento de Lenguas y Literaturas Modernas

A veces, salir de su zona de confort puede tener una gran recompensa. Y eso es exactamente lo que los estudiantes de la profesora María Julia Rossi encontraron cuando atendieron y participaron en el Primer Congreso Estudiantes de Español de CUNY el 5 de mayo pasado. “Las presentaciones públicas, como los simposios y las conferencias, son muy importantes para la profesión académica”, dijo Rossi, quien enseña en el Departamento de Lenguas y Literaturas Modernas. “Esto tiene mucho peso cuando estás buscando trabajo y empezando tu carrera en la academia. Yo quiero que mis estudiantes se benefician de esta experiencia”. Después de convencer a sus estudiantes para que usaran sus habilidades para hablar español en el simposio, Rossi se sorprendió gratamente con la profesionalidad de sus presentaciones. Nosotros hablamos con algunos de ellos para obtener más información acerca de su experiencia en el simposio y la posterior beca que algunos de ellos ganaron.

“Al leer mi historia, estaba nervioso al principio. Nunca antes había presentado algo tan personal como mi cuento a nadie más que a mi profesor. Pero después de pasar por la primera página, me sentí muy tranquilo y emocionado de estar en el momento”.  — Byron Sandoval (’20)

El Congreso de Estudiantes de Español de CUNY

En el simposio, Melanie Chiluisa, una estudiante en su tercer año, con doble especialización en Criminología y Español: Literatura y Culturas de América Latina, presentó una historia que ella escribió llamada “Christina”. “La historia tenía influencia de mi experiencia con el divorcio de mis padres. Introduje algunos cambios para dramatizarlo, pero lo dejé realista”,  afirmó Chiluisa. “Tenía que traducir la historia de inglés a español y mientras la estaba leyendo, lo único en lo que podía pensar era en no cometer errores, no tartamudear y simplemente pasar cada página”. Byron Sandoval, un estudiante en su tercer año, con especialización en Ciencias de la Computación y Seguridad de Información, también presentó un texto propio en español.  “La historia se llama ‘Ouroboros’ y se trata de una niña que recuerda varios eventos que ha pasado en una cuidad ficticia de América Latina”, comentó Sandoval. “Al leer mi historia, estaba nervioso al principio. Nunca antes había presentado algo tan personal como mi cuento a nadie más que a mi profesora. Pero después de pasar la primera página, me sentí muy tranquilo y emocionado de estar en el momento”. Después de que todos sus estudiantes presentaron en el encuentro académico, Rossi no podía contener su orgullo. “Nosotros practicamos mucho antes del evento. Y ellos cometieron algunos errores durante los ensayos”, confesó Rossi. “Pero en el simposio no hubo ni un solo error, sólo presentaciones muy profesionales que impresionaron todos allí”.

La posibilidad de una beca
Después del éxito del Primer Congreso Estudiantes de Español de CUNY, Rossi sugirió que sus estudiantes se postularan para el Undergraduate Research/Creativity Assistant Scholarship. Al principio, muchos de los estudiantes no pensaban que pudieran solicitar porque su escritura era de ficción. Pero Rossi les explicó que la escritura de ficción era tan académica como cualquier otro trabajo y los provocó para que salieran de los terrenos conocidos donde se sentían cómodos una vez más. Tanto Chiluisa como Sandoval aplicaron y ganaron $ 1,000 cada uno para realizar su trabajo de investigación y producción creativa. “Yo ya estaba trabajando en otros cuentos cortos y la idea de expandir esa compilación a una investigación de la literatura salvadoreña surgió debido a esta beca”, comentó Sandoval.

“Uno de los mayores obstáculos para el logro es tu propia duda— dudar de sí mismo y de su escritura. Pero sin tomar los riesgos, como sabrías si eres bueno?”—Byron Sandoval (’20)

El trabajo por delante
Ahora que ganó la beca, Sandoval planea hacer una investigación inspirada por su historia original. “Planeo hacer un doble trabajo. Yo voy a seguir escribiendo cuentos cortos similares a ‘Ouroboros’ y la segunda parte va a ser un estudio de la estética de algunos escritores salvadoreños”, dijo Sandoval. También influenciada por la pieza que presentó en el simposio, Chiluisa planea escribir cuentos cortos de ficción que va a traducir de inglés a español. “Similar al proceso que utilicé para el simposio, quiero traducir mis textos al español.  Los resultados de este trabajo de auto-traducción pueden mostrar los obstáculos que enfrentan los auto-traductores latinoamericanos. Es un campo poco representado y quiero saber por qué”, expresó Chiluisa. Toda la experiencia ayudó a que los estudiantes se dieran cuenta de que a veces es importante superar sus miedos y tener confianza en tu trabajo y en ti mismo. “Uno de los mayores obstáculos para el logro es tu propia duda; dudar de ti mismo y de tu escritura,” añadió Sandoval. “Pero sin tomar los riesgos, ¿cómo sabrías si eres bueno?”